Publicidad

Sueldo bruto y sueldo neto: lo que tienes que saber de ambos

El sueldo bruto y el sueldo neto, aun dirigidos a la misma persona, no son lo mismo. Conviene, por lo que al bolsillo supone, conocer sus diferencias. 

sueldo bruto y sueldo neto

Todo trabajador debe saber que significan estos términos para su correspondiente salario. El sueldo bruto, también llamado líquido, hace referencia al dinero total que ganamos, todavía sin aplicar ningún tipo de retención. El salario neto es el salario que percibe cada trabajador.

En otras palabras, el salario neto es el sueldo que se ingresa en las cuentas de los trabajadores tras haberles realizado todas las retenciones y cotizaciones que demanda la Seguridad Social. Es importante conocer esto, especialmente en el momento de negociar nuestro sueldo con las empresas.

Qué se resta al sueldo bruto

Generalmente, las cantidades que se restan de nuestro sueldo son: la cuota que se entrega a la Seguridad Social y todas aquellas que corresponden al IRPF. Esta última es básicamente el dinero que custodia la Agencia Tributaria como previsión de la cantidad que se debe pagar a Hacienda. Es decir, si una vez que realizamos la declaración de la renta, si esta nos sale positiva, tendremos que abonar una cantidad mucho menor de dinero. Si resulta ser negativa, es Hacienda quien devuelve dinero a los contribuyentes.

Además, las retenciones que se aplican no son iguales para todos. Dependen de la cantidad de ingresos que tenga el trabajador, así como del tipo de familia que posea. Usualmente se trata de un porcentaje compensado; cuanto más dinero posea el contribuyente, más porcentaje se le retendrá.

Si quieres informarte más sobre el tema, puedes consultar los porcentajes que facilita la Agencia Tributaria. Estos pueden ayudarte a saber que cantidad de dinero te van a retener cada año y evitar llevarse sorpresas al respecto.

salario y nóminas

La importancia de entender la nómina

En definitiva, podríamos decir que la nómina que percibe cada trabajador es similar a un recibo en el que se justifica todo el trabajo que se ha llevado a cabo a lo largo del mes o del periodo de tiempo establecido. En ella deben figurar todas las retenciones de las que ya hemos hablado, y todas aquellas deducciones pertinentes, por ejemplo de formación.

Por esta razón resulta de suma importancia que los trabajadores conozcan todos los aspectos que conforman una nómina; es la única manera de conocer lo que la empresa les está pagando.

No saber diferenciar estos dos elementos a la hora de una negociación es una equivocación gravísima. En la mayor parte de los casos, se negocia sobre el salario bruto, y más tarde los trabajadores calculan en base al salario neto que quieren recibir. Este cálculo es posible llevarlo a cabo a través de diversos programas especializados. Esta la mejor manera para no cometer errores ni permitir que nos engañen.

También te pueden interesar estos artículos

Publicidad

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>