El BPI pesimista sobre la recuperación del PIB

Ante los datos tan negativos que ha aportado la crisis económica por el Covid-19 al PIB, y a pesar de la pequeña recuperación que ha estado experimentando recientemente, el Banco de Pagos Internacionales opina que la mejora económica es incompleta y frágil. Por lo tanto, no prevé una recuperación total a corto o incluso medio plazo. 

Esta información ha sido facilitada por el propio organismo a través de su último informe trimestral. En dicho informe también consta que el mercado de valores ha conseguido dejar atrás buena parte de las cifras negativas que le venía acompañando en los últimos meses. Algo que, sin duda alguna, ha sido posible gracias a los estímulos monetarios que las entidades bancarias centrales han facilitado, así como también por los estímulos fiscales de los gobiernos.

cesta de la compra

Situación compleja y previsiones malas

No obstante, y como ya hemos podido observar, el valor de los activos de riesgo es uno de los que no consigue remontar tras el batacazo sufrido por la crisis económica de la pandemia, acercándose cada vez más a lo que los expertos denominan como el deterioro de la calidad del crédito.

 El organismo añade que las perspectivas de crecimiento de la economía global se mantienen generalmente tibias, lo que anticipa que la pérdida del Producto Interior Bruto no va a poder recuperarse hasta, por lo menos, antes del final del próximo año.

Teniendo en cuenta este preocupante pronóstico, han sido multitud de empresas las que han decidido revisar sus perspectivas de crecimiento, encontrándose con que todas ellas apuntan a la baja, e incluso en muchos casos de manera grave.

Además, en el momento en el que se realizó la presentación de este informe, el jefe del departamento monetario y económico del BPI, señaló que los últimos movimientos en las acciones sugieren que crece la sensibilidad de los inversores a las implicaciones del entorno actual para las valoraciones elevadas.

Por otra parte, y conociendo que se espera una contracción económica de entre un 4,5% y un 11%, los expertos calculan que las quiebras de las empresas aumentarán entre un 20% y un 40%. Los datos todavía pueden mejorar, algo que ya ha sucedido en muchos países en los que se le ha dado especial importancia al apoyo público para lograr frenar los efectos negativos de la crisis sobre la economía, los negocios y las empresas.

Y es que no todo son malas noticias. Las bolsas tanto de China como de Estados Unidos, que a pesar de ser principales potencias mundiales sufrieron mucho a causa de la pandemia, ya han conseguido recuperarse. De hecho, durante el pasado mes de agosto lograron superar las cifras de las que disponían antes del estallido de la pandemia.

Como indica el BPI, las ganancias bursátiles han sido mayores en sectores que se beneficiarán más de los cambios económicos que puede inducir la pandemia, como son el tecnológico y el de atención sanitaria. Y no sólo ellos han conseguido subir en bolsa. Sectores muy comunes como el de materiales básicos y consumo también lo han logrado, como consecuencia de las expectativas que han puesto los inversores sobre la recuperación económica.

 

Publicidad