Publicidad

Gastos básicos en un viaje a China

Planificar un viaje no es sencillo. Cuadrar fechas, encontrar vuelo, buscar un hotel en el centro y un sin fin de cosas más. Los meses previos al viaje son la parte más dura. Sin embargo, más allá de eso, lo más complicado es conseguir ajustarse a un presupuesto. El destino elegido será el que marque el rango en el que el futuro viajero está dispuesto a moverse.

shanghai-1123556_640

Si no se ha elegido destino, lo más importante a tener en cuenta es el precio del vuelo, del hotel y del día a día. No está de más hacer una búsqueda previa para conseguir una aproximación de precios. Tener fechas flexibles es clave para encontrar el mejor precio. La búsqueda de información es mucho más fácil gracias a internet y a los buscadores. Además, los blogs de aventureros y de turistas que publican sus experiencias ayudarán a hacerse una idea 100% real.

Los viajes a destinos exóticos están de moda. Más allá de Reino Unido, Italia o Estados Unidos, los turistas más atrevidos eligen destinos como Australia, Laos, Vietnam y China. Reservar unas semanas de vacaciones para los meses de septiembre, octubre y noviembre es cada vez más común. Y, aunque el coste del vuelo es lo más elevado, los gastos diarios no superan los diez euros en muchos de ellos. Uno de esos destinos es China.

El país asiático lleva años recibiendo turistas. Obtener el visado no es complicado y tener reservas de vuelos y hoteles será más que suficiente para poder conseguirlo. China tiene paisajes de todo tipo. Desde ciudades modernas y cosmopolitas en las que se encuentran las principales multinacionales del mundo, como Shanghai, hasta pueblos en los que la vida sigue siendo igual que hace 50 años. Por supuesto, no hay que olvidar los muchos parajes naturales que ofrece, como el parque nacional Zhangjiaje, principal inspiración de la película Avatar.

¿Cuánto tiempo se necesita para visitar China?

China, es el tercer país más extenso del mundo con más de 9 millones de km2. Además, es el país más poblado del mundo, con más de 1.300 millones de habitantes. Su moneda oficial es el Renminbi, más conocido como Yuan. Las ciudades más turísticas y que uno no puede perderse son Pekín, su capital y Shanghái, la ciudad cosmopolita por excelencia.

the-great-wall-2190047_640

A partir de aquí, y dependiendo de los gustos de cada uno, los turistas podrán elegir otros destinos para completar su viaje como Xi’an, Zhangajiajie, Chengdu, Guilin o las regiones administrativas de Hong Kong y Macao.

Dada la extensión de los territorios chinos, lo más aconsejable es dedicar entre 3 y 4 días a visitar cada una de las ciudades. Además, las ciudades chinas están perfectamente comunicadas a través de avión y tren. No obstante, hay que tener en cuenta que, dada la extensión, viajar de un punto a otro puede llevar desde 2 hasta 6 horas. Sin embargo, para aprovechar los días, se puede viajar en trenes nocturnos.

Cada viajero deberá hacer una valoración de los días que tiene disponibles y las ciudades que quiere/puede visitar. Por ejemplo, para visitar los puntos más emblemáticos de Shanghái dos-tres días serán suficientes. Sin embargo, muchos turistas aprovechan para hacer viajes de un día y visitar alguno de los pueblos típicos chinos que hay a su alrededor, como Suzhou, conocida como ‘ Venecia china’.

IMPORTANTE. Para viajar a China es necesario obtener un visado. El visado que se da a los turistas es de una sola entrada al país. Esto significa que una vez en el país, si se sale de él no se podrá volver a entrar. Si se va a visitar Hong Kong o Macao, al ser regiones administrativas independientes, se debe hacer antes de entrar en China o después. La mayoría de las nacionales no requieren de visado previo, con pasar el control de entrada será suficiente.

Primeros pasos antes del viaje

Lo primero que se debe hacer es el itinerario a seguir. En función de esto, se deberán reservar los vuelos y hoteles. Los justificantes de reservas y billetes deberán entregarse para la obtención del visado. No es necesario tener todos los días con reserva, bastará con un 50% de los días del viaje, aunque es aconsejable llevar todo para evitar problemas. La reserva a través de plataformas de viajes es lo más cómodo. La mayoría de los hoteles permiten pagar en los establecimientos y muchos de ellos se pueden anular sin coste alguno.

forbidden-city-220099_640

Nota: a pesar de haber obtenido el visado con unos hoteles concretos, es posible que se deba cambiar alguno de ellos por encontrar uno con mejor precio o por otro motivo. No tiene que suponer un problema. Todos los hoteles registran a sus huéspedes en la comisaría de policía más cercana. Las autoridades chinas simplemente exigen este registro.

Una vez hecho el itinerario, se procederá a reservar hoteles y vuelos. Es imprescindible imprimir todas las reservas, pues serán los documentos que haya que entregar en la oficina de visado correspondiente.

El precio de los vuelos a China varía mucho. Sin embargo, son, en general, mucho más económicos que vuelos a Estados Unidos y Latinoamérica. Además, la posibilidad de contratar paquetes con hotel y vuelo lo hará más económico todavía. En China se pueden encontrar hoteles baratos y de buena calidad, sobre todo en ciudades menos turísticas.

Ejemplo de vuelo

Por 540 euros /persona, encontramos un vuelo Madrid – Pekín, Pekín – Shanghài y Shanghái- Madrid.  Para moverse por China lo más habitual es utilizar el buscador Ctrip. Tiene vuelos muy económicos y una amplia oferta. Los vuelos, como en la mayoría de los viajes, son lo más caro. Dependiendo de las ciudades que se visiten, el gasto oscilaría entre los 700 y los 800 euros, para una estancia de más de 10 días y visitando, además de Pekín y Shanghai, dos ciudades más.

 

Precio del visado

Los trámites del visado se deben hacer , como mínimo, con un mes de antelación. Lo más sencillo es hacerlo a través de internet, aunque esto no evitará tener que desplazarse a la oficina a entregar el pasaporte y, posteriormente, a recoger el visado. La página oficial para obtener el visado a China es visaforchina.org. No obstante, hay agencias que realizan estos trámites.

Para hacerlo través de la página oficial, será necesarios cumplimentar un documento con datos personales y con los destinos que se van a visitar. Se deberán incluir la dirección de los hoteles en los que se hospeden los huéspedes. Este documento se entregará junto con los papeles de las reservas, fotos de pasaporte y pasaporte físico.

Habrá que pedir cita de forma online. El precio del visado turista es de 126,55 euros. La duración de este visado es de 30 días desde el primer día que se entra al país. Para entrar a Hong Kong y Macao no se necesita pedir visado ni pagar al entrar a ambos países. Este será el segundo desembolso del viaje, después de los vuelos.

national-animal-559593_640

Cambiar a divisa china

La divisa china es el Renminbi. El cambio está en torno a loas 7,5 renminbis por euro, es decir, que es favorable a todos los que hagan esta conversión. El principal inconveniente de este cambio es la cantidad de billetes que se reciben. Los billetes de máxima denominación son los de 100 yuanes. Por este motivo, al cambiar, por ejemplo, 1.000 euros, se recibirían unos 7.500 yuanes. Imaginemos llevar 7.500 yuanes en billetes de 100 yuanes.

Lo más aconsejable es contar con una tarjeta desde la que se pueda sacar dinero en cualquier cajero sin comisión y con un buen cambio. La mayoría de los viajeros optan por tarjetas como American Express o EVO Banco, que permite sacar desde cualquier cajero del mundo sin comisión.

Hay que tener en cuenta que en muchos hoteles no permiten pagar con tarjeta de crédito, por lo que llevar efectivo es lo más aconsejable. Los gastos del día a día en China son pequeños. El transporte y la comida son baratos, por eso pagar con tarjeta no es lo más adecuado (ni lo más rentable).

Nota. Es posible que se cree una pequeña confusión al hablar de ‘yuanes’ y de ‘renminbis’. El yuan es la unidad básica del remnimbi y en China lo más habitual es esta última denominación.

Otra de las opciones es cambiar euros por renminbis en alguno de los bancos chinos. ICBC y Bank of China son los más habituales y tras rellenar un documento y entregar el pasaporte harán el cambio de divisa sin problema.

Precio de hoteles

Los hoteles de China no son caros. Por ejemplo, un hotel de 5 estrellas, en pleno centro financiero de la ciudad de Shanghài, habitación doble y una estancia de 4 días, puede salir por 524 euros. Es decir, algo más de 250 euros persona.

Un hotel de 3 estrellas, en pleno centro de la ciudad, con una estancia de 4 días y en habitación doble, tiene un precio medio de unos 150-200 euros, unos 100 euros por persona máximo. No obstante, también se puede optar por habitaciones compartidas y por establecimientos más alejados con un precio medio de 20 euros por noche.

china-222364_640

Shanghài es una ciudad con gran cantidad de turistas, tanto por motivos vacaciones como por negocios. El precio de sus hoteles es similar al de la capital china, Pekín. Sin embargo, en otras ciudades menos visitadas se pueden encontrar hoteles con una categoría de 4 estrellas por 30 euros la noche una habitación doble. El precio de una estancia en China de 10 días no debería superar los 300 euros por persona en un alojamiento de 3 estrellas.

Precio del transporte y la comida

Desplazarse por cualquier ciudad china es muy barato. Tanto si se hace en taxi como en metro, comparar el precio con el de cualquier país europeo no tiene sentido. EL transporte en china es infinitamente más económico.

La grandes ciudades tienen una estupenda red de metro. Las instalaciones están muy cuidadas y cada estación tienen varias salidas para elegir la más cercana al destino. Lo primero será sacar una tarjeta recargable en cualquier estación de metro. Cuesta 20 yuanes, es decir, unos 2,5 euros. El precio de cada viaje es de 4 yuanes/ trayecto, unos 50 céntimos, aunque dependerá de la distancia desde el origen hasta el destino. Los aeropuertos también están conectados al centro de la ciudad por metro.

El taxi también es una opción muy barata, sobre todo si hay dos o más ocupantes. Por ejemplo, el trayecto desde el aeropuerto de Pu Dong, Shanghai, hasta el centro de la ciudad, unos 60 km, tiene un coste aproximado de 230 yuanes, unos 30 euros. En otras ciudades, como Beijing, ir desde el aeropuerto hasta el centro supone un coste de 100 yuanes, unos 12 euros.

En China, lo más habitual es que el precio de una comida no supere los 5 euros.

En lo que respecta a la comida, tampoco supondrá un gran desembolso de dinero. En casi todas las ciudades de China se pueden encontrar los típicos establecimientos de comida rápida: McDonald’s, Burger King, KFC, entre otros. Los chinos son muy aficionados al café, y hay un Starbucks en cada esquina. Sin embargo, los restaurantes chinos son mucho más baratos, si cabe, y ofrecen excelente comida.

Su dieta se compone de muchas verduras y, casi todo, es hervido. El mítico wonton, noodles, dumpling’s , arroz… el único inconveniente será encontrar un menú escrito en inglés o , al menos,con dibujos. Comer en un restaurante chino tiene un coste de unos 30 yuanes por persona, algo más de 3 euros. Por supuesto, se puede encontrar restaurantes occidentales, como italianos, españoles, americanos, con precios algo más elevados. Por ejemplo, en un restaurante americano una hamburguesa puede salir por unos 80 yuanes, unos 10 euros.

Los puestos callejeros tienen precios mucho más económicos , aunque muy poca variedad, y comprar en un supermercado no suele salir a cuenta. La mayoría de los chinos piden la comida y la cena a domicilio y es habitual ver un mínimo de 3 repartidores en los restaurantes esperando a que el pedido esté listo para ser entregado.

Publicidad

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>