La luz, principal motivo de pequeña variación del IPC

Durante el mes de agosto, el IPC no se vio afectado en su variación, sino que se mantuvo en las mismas cifras que en julio, a excepción de un pequeño aumento de una décima en relación a su tasa interanual, pasando de un -0,6% a un -0,5%. 

Los expertos achacan este ligero aumento a la subida de precios de la electricidad. En cualquier caso, este aumento posiciona al IPC interanual de vuelta a una buena racha después de su severo descenso de tres décimas durante el mes de julio. Junto con este último mes, ya son 5 los que acumulan una racha de cifras negativas.

electricidad

Grupo especial bienes Covid-19

A causa de la situación especial que se dio durante los meses del estado de alarma, el Instituto Nacional de Estadística creó un nuevo apartado sobre los precios de los productos más consumidos durante el confinamiento, al que denominó Grupo especial bienes Covid-19. En dicho grupo se incluyeron todo tipo de productos considerados de primera necesidad, como alimentos, material de limpieza para el hogar, tabaco, comida para mascotas o medicinas, entre muchos otros.

El nivel de precio de los mismos se ha encarecido un 1,7% durante el mes de agosto en comparación con este mismo mes del año anterior. El organismo destaca especialmente el comportamiento que han tenido los precios referentes a los alimentos frescos, ya que han llegado a alcanzar una tasa del 3,5%, lo que supone un aumento de hasta cuatro décimas en relación al mes de julio. Por su parte, los alimentos envasados disponen su tasa anual en un 1,3%, con una bajada de cuatro décimas en comparación con el mes anterior.

Dentro del Grupo especial servicios Covid-19, también encontramos todo lo referente a los servicios de alquiler de vivienda y garaje, así como la distribución del agua, el alcantarillado, la recogida de basuras, los gastos comunitarios, la electricidad, el gas, gasóleo o calefacción, los servicios de telefonía, música, y televisión en streaming, seguros, comisiones bancarias y servicios funerarios, los cuales han disminuido un 2% en agosto en cuanto a su tasa interanual. Esto supone un aumento de 9 décimas en relación a las cifras del mes de julio, como consecuencia del encarecimiento de la electricidad.

El propio INE achaca este encarecimiento respecto al precio de la electricidad con la necesidad de compensar todo el desequilibrio generado por la importante bajada de precios en todo lo relacionado al sector turístico, que debemos recordar que es uno de los pilares fundamentales sobre los que se sostiene la economía española.

Además, se trata del sector que más ha sufrido durante el estado de alarma y que apenas consigue salir de su mala racha ahora que los rebrotes aumentan y el resto de países impone serias restricciones para impedir que sus ciudadanos no viajen a España. Y por supuesto, la crisis económica de la pandemia ha supuesto un fuerte cambio de mentalidad en los usuarios, que optan por ahorrar la mayor cantidad de dinero posible para no volver a verse desprotegidos ante una situación inesperada, por lo que la mayoría han optado por no viajar o no realizar grandes gastos este verano.

Publicidad