Publicidad

Sube el salario, bajan los empleos

Como novedad para cerrar el 2012, se planteó la subida del salario mínimo, pero hay que tener en cuenta que también aumentan la probabilidad de perder el empleo.

A pesar de que el colectivo potencialmente afectado por los aumentos del Salario Mínimo Interprofesional es reducido, su impacto sobre la probabilidad de perder el empleo es significativo. En este caso el Banco de España advierte de que los estudios realizados sobre la evolución e impacto del salario mínimo indican que éste puede tener también un efecto adverso sobre el empleo de determinados colectivos de trabajadores, en particular de aquellos con un nivel de productividad inferior al salario mínimo fijado por las autoridades.

Sube el salario, bajan los empleos:

Este riesgo es especialmente significativo para los jóvenes, los trabajadores mayores de 45 años y las mujeres de mediana edad.

Además, no puede descartarse un efecto agregado de mayor cuantía en la medida en que las subidas del SMI se acaben trasladando al resto de la distribución salarial vía la negociación colectiva.

Los más jóvenes muestran un aumento de 7 puntos porcentuales en la probabilidad de perder el empleo tras una subida de 100 euros en el SMI, mientras que en el caso de los mayores de 45 años dicha probabilidad aumenta unos 14 puntos.

Sube el salario mínimo:

El Gobierno ha propuesto a los agentes sociales subir un 0,6% el Salario Mínimo Interprofesional (SMI) a partir del 1 de enero de 2013, que pasaría de 641,40 euros a 645,30 euros.

El salario mínimo interprofesional (SMI) fija la cuantía retributiva mínima que percibirá el trabajador referida a la jornada legal de trabajo, sin distinción de sexo u edad de los trabajadores, sean fijos, eventuales o temporeros.

El valor que toma el SMI se fija cada año por el Gobierno, mediante la publicación de un Real Decreto. Y para la determinación del mismo se tienen en cuenta factores como el IPC, la productividad media nacional alcanzada o el incremento de la participación del trabajo en la renta nacional.

El incremento propuesto, responde al difícil contexto económico que obliga a la adopción de políticas salariales que puedan contribuir al objetivo prioritario de recuperación económica y a la creación de empleo. Al mismo tiempo, asegura el Ministerio, con esta subida se reconoce la necesidad de una mejora, tras el mantenimiento de las cuantías decidido para el año 2012.

Ahora bien, el Indicador Público de Renta de Efectos Múltiples (IPREM) es el índice de referencia en España para la asignación de ayudas y subsidios en función de los ingresos. Es el soporte técnico del salario anual de un trabajador cuando es despedido a lo largo de 360 días.

La introducción del IPREM permitía que un crecimiento más importante del SMI no afectara a todo el sistema de ayudas y subsidios. Desde su creación, el crecimiento anual del IPREM ha sido menor que el del SMI.

El IPREM se actualiza a principios de cada año en la Ley de Presupuestos. En la actualidad el Gobierno decidió congelar el Indicador Público de Rentas con Efectos Múltiples (Iprem). Así, el Iprem queda fijado para 2013 en 532,51 euros mensuales (6.390,13 euros al año en doce pagas o 7.455,14 euros al año en catorce pagas). Con esta congelación, el Iprem lleva ya tres años sin moverse.

Publicidad

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>