Publicidad

Reformas de pensiones

El secretario de Estado de la Seguridad Social, es quien ha revelado que el Gobierno está estudiando “fórmulas” para revalorizar las pensiones que, según ha admitido, optar por compensar la subida del IPC “es un sobrecoste y presiona al sistema” en un momento en el que España no se puede permitir el menor paso en falso en la corrección del déficit.

En síntesis como dicta la Ley General de la Seguridad Social, subirán las pensiones en noviembre para corregir la desviación de la inflación, que a cierre de septiembre escaló hasta los 2,5 puntos porcentuales. Pero si bien la opción ha sido apuntar a posibles alternativas, de las que Burgos no ha dado ningún detalle.

“Lo único que el Gobierno descarta es no cumplir la ley”, ha dicho esta mañana Burgos, que ayer aplazó a noviembre una decisión sobre la actualización de las pensiones a la espera de confirmar si el Estado será capaz de asumir los 5.000 millones que costará esta medida. “La ley se cumplirá”, ha insistido el alto cargo del Ministerio de Empleo, que no obstante también ha reconocido que “es evidente que la desviación del IPC que conocemos hoy es un motivo de preocupación adicional” con vistas a la solvencia del sistema. “Es un sobrecoste y presiona al sistema”, ha añadido.

Según ha defendido, “hay que ser cautelosos, ya que quizá se produzcan modificaciones en el IPC”. “Nadie predecía la evolución del IPC y anticipar las fórmulas para que esa desviación se asuma me parece precipitado”, ha continuado antes de añadir que “se asumirán los mecanismos para asumir esa desviación”.

Entonces destaquemos…

  • El Gobierno esperará a noviembre para ver si es “asumible” actualizar pensiones
  • Los recortes hunden el empleo a su nivel más bajo en nueve años
  • El gasto en prestaciones se desborda y complica el déficit
  • El Ejecutivo se queda sin dinero para actualizar las pensiones

Dentro de dos meses, la norma obliga a revisar si el alza de pensiones de este año (1%) garantiza el poder adquisitivo de los jubilados. Hacerlo, si el IPC mantiene los niveles actuales, puede llevar a la Seguridad Social a tener que desembolsar más de 2.500 millones este año y otros tantos el que viene para compensar a 8,9 millones de pensionistas. Mucho dinero en un momento en que el sistema de pensiones se adentra en déficit y tiene que recurrir al Fondo de Reserva para afrontar sus problemas de liquidez.

REVALORIZACIÓN EN EL AIRE

¿Esto de que se trata?
El tema de las pensiones también generó polémica ayer tarde en el Congreso de los Diputados. El secretario de Estado de Seguridad Social, Tomás Burgos,antes mencionado fue quien retrasaba el debate sobre la revalorización de las pensiones para compensar la inflación hasta noviembre como también mencionamos antes, cuando debe efectuarse dicha revisión, alegando que es entonces cuando se conocerá el IPC real y cuando se podrá saber si la desviación con respecto de las previsiones es ‘asumible’ para el sistema.

Además por parte de Burgos fue quien afirmó que ‘vamos a aplicar la legislación vigente en materia de pensiones. Si la legislación dice que sí (hay que revalorizarlas), a esa legislación nos atenemos’, si bien no respondió a si el Gobierno podría plantear una modificación de la legislación para cambiar aspectos como la obligatoriedad de compensar la inflación.

Nadie esperaba un IPC como el actual, ha reconocido Tomás Burgos,y ha descartado anticipar los mecanismos que se articularán para asumir esa desviación, porque es «precipitado».

Publicidad

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>