Publicidad

El salario mínimo interprofesional en 2010

El salario mínimo interprofesional o SMI marca la cuantía retributiva mínima que debe cobrar un trabajador referida a la jornada legal de trabajo e independientemente del tipo de contrato del que disponga.

El salario mínimo interprofesional se actualiza todos los años como el resto de rentas, pero en este caso es el Gobierno quien se encarga de establecer el porcentaje que subirán. Es decir, que está en su poder actualizarlo en función del IPC, por encima o por debajo. Además, también suele tenerse en cuenta otros factores como la productividad media nacional alcanzada o el incremento de la participación del trabajo en la renta nacional.

El SMI se establece mediante real decreto y en el caso del salario mínimo de 2009 a través del Real Decreto 2128/2008, de 26 de diciembre, que determina una cuantía mínima de 20,80 euros por día, 624 euros al mes y 8.736 euros al año. El Ejecutivo todavía no ha desvelado cuál será el salario mínimo interprofesional 2010, aunque se especula que podría limitar la subida al 1%.

Este porcentaje se sitúa muy lejos del aumento anual del 8%  proyectado para alcanzar los 800 euros a finales de 2012 que el Ejecutivo introdujo entre sus promesas electorales. En este caso el SMI 2010 se establecería en 22,46 euros por día, 673,92 euros al mes y 9.434,88 euros al año. Si finalmente no cumple con lo acordado y opta por limitar las subidas al 1%, el salario mínimo interprofesional en 2010 sería el siguiente: 21 euros por día, 651,24 euros al mes y 9.117,47 euros al año (14 pagas). La diferencia es significativa, así que habrá que esperar.

También le puede interesar:

Previsión del IPC 2010

Actualizar rentas y salarios

IPC de las pensiones

Actualizar el IPC de los Alquileres

Actualizar el IPC de las pensiones de alimentación

Publicidad

One response to “El salario mínimo interprofesional en 2010

  1. ¿Pero alguien tiene fe en este Gobierno? Un 8% de subida en el SMI es surrealista. Partiendo de la base que el IPC es algo total y absolutamente arbitrario y que el SMI puede ser variado también de forma arbitraria, y partiendo de la premisa de que hay una destrucción alta de puestos de trabajo, lo lógico es que el Gobierno conceda un golpe de gracia a los empresarios inhibiendo un SMI digno para que se cree empleo. Es simple el razonamiento. Y así será hasta que se alcancen cifras de empleo decentes, de un 5-6% de paro. Hasta entonces, olvidémonos de un SMI justo.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>