Publicidad

Cómo calcular la capacidad de endeudamiento que tienes

La capacidad de endeudamiento es un criterio determinante de cara a la concesión de un crédito. Es el baremo que utilizan los bancos y entidades de préstamo para saber si un cliente puede asumir o no el pago de una deuda. En función de ese concepto, el solicitante puede quedar descartado o bien beneficiarse de una financiación a medida.

euro-1144835_1280

El endeudamiento se calcula de forma automática en función de diversas variables, fundamentalmente la relación entre ingresos y gastos. Los créditos rápidos de Kredito24 incorporan en su sistema sofisticados algoritmos, capaces de calcular en segundos la solvencia de un posible cliente. Pero ¿podemos calcular por nosotros mismos nuestra capacidad de endeudamiento?

Concepto del 35%

Antes de explicar la forma de calcular nuestros niveles de solvencia, conviene recordar la regla del 35%. Según las entidades bancarias y el BCE, la cuota que puede abonar un cliente en concepto de préstamo no debe superar el 35 % de sus ingresos netos mensuales. El cálculo se realiza teniendo en cuenta las nóminas o distintas fuentes de ingresos y el total de gastos fijos. Para vivir se necesitan unos mínimos y si la cuota mensual de un préstamo es demasiado elevada en relación con los ingresos, la posibilidad de impago o morosidad aumenta.

La fórmula de 35% se tiene en cuenta especialmente en el estudio de los préstamos hipotecarios, que son los que suelen acarrear un mayor gasto para las familias. También se toma en consideración la existencia o no de otro crédito pendiente de pago (coche, etc.). Si se juntan dos créditos y los ingresos son justos, el “peligro” de impago frente los bancos se incrementa.

Cómo calcular el endeudamiento

La fórmula para determinar si un cliente es apto o no para asumir un crédito es la siguiente:

Capacidad de endeudamiento (CE) = Ingresos totales (IT) – gastos fijos (GF) x 0,35

Para entenderlo mejor, explicaremos un ejemplo. Supongamos que una familia tiene unos ingresos mensuales de 2.500 € y unos gastos fijos de 1.300 €. Su capacidad de endeudamiento sería 2.500 menos 1.300 multiplicado por 0,35, lo que da un resultado de 420 €. Para esta familia, por tanto, el límite de cuota estaría en 420 € y todo lo que se sitúe por encima podría representar un riesgo.

Los ingresos totales mensuales se calculan en base a nóminas, facturación (autónomos), depósitos bancarios, etc. Forman parte de los gastos fijos los suministros (luz, agua, gas, teléfono, etc.) colegios, tarjetas de créditos, alquiler y otros posibles préstamos.

Préstamos con un historial de crédito negativo

Al margen de la capacidad de endeudamiento, otro factor que puede determinar la concesión o no de un préstamo es poseer unos antecedentes negativos en materia de créditos. Por ejemplo, las personas que han sido incluidas en una lista de morosos suelen ser descartadas desde un principio por las entidades bancarias.

En el caso de los préstamos rápidos online, la manera de actuar es distinta. Las perdonas con historial  ASNEF o RAI no están excluidas de antemano, sino que tienen las mismas oportunidades que cualquier otro cliente en situación de solvencia demostrada.

Publicidad

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>